A la luz de tu mirada expuesto está mi corazón.
Conoces todos mis anhelos, para Tí no existen velos
Eres mi castillo, El que cuida mis pasos para que no tropiece.
El que me rodea como un escudo, Eres mi paz, mi descanso…

Fragmento del poema: El que habita en los cielos
Autora: María Esther Raygoza
Derechos reservados