Arremete la realidad contra el soleado día, todo es exactamente lo que se ve, un sendero desierto, un cielo del mismo color que ayer, el agua que solo quita la sed de mi cuerpo, la comida que sacia pero no alegra a ninguno de mis huesos, es lo que hay si no hay imaginación.

Fragmento del poema: Violeta
Autora: Isamar De León
Derechos reservados