SANTO TOMAS, El Salvador, 8 de Septiembre de 2017- David Corena, padre de Lupita, de 11 años, vive en una remota comunidad de Santo Tomás, un municipio que figura entre los más violentos de El Salvador.