Debimos besarnos aquella noche cuando los labios aun tenían poesía derramada.
Debimos unir nuestras lenguas y engullirnos bajo la lluvia, mientras llegaban los poetas a cantar sus emociones.

Fragmento del poema Debimos besarnos aquella noche
De Fluvia Nissi