Para escuchar la radio, haga clic en el triángulo dentro del círculo verde


Mi madre, que mujer

Una madre para cien un padre para ninguno, dice el refrán, aunque hay excepciones. La madre antepone el bienestar del hijo a su propio bienestar, esto se traduce en sacrificio y esfuerzo por sacarlos adelante.

Desde que tuve uso de razón, vi a mi madre luchar sin dejarse derrotar.
La vi caminar distancias para poder llevar a nuestro hogar, el dinero necesario para darnos alimento, educación y todo lo necesario para que no pasáramos privaciones; nunca las tuvimos.
La lluvia, el sol, no la detenían para cumplir con su noble trabajo, fue una gran enfermera, tan abnegada que parecía un ángel.

Sólo Dios sabe a cuantas madres atendió para que los hijos vieran la luz de este mundo.
A cuántas personas, sanó sus heridas y enfermedades, fueron incontables.
Aprendí de mi madre, el respeto a la mujer y a ser un hombre responsable. Aprendí que se puede tener lo necesario luchando y fijándose metas.

Recuerdo que a la edad de 9 años, ví un camión de madera en el patio de una casa; le dije, mamá, yo quiero uno de esos; ella me respondió, hijo, no me alcanza para comprarlo en este momento, pero algún día lo tendrá.
Cuando estudiaba la primaria me regaló un juego de serruchos, con los cuales fabricaba mis trabajos escolares.
Cuando tenía 12 años, se me ocurrió hacer un camión de madera, para lo cual también usé los serruchos. Lo hice muy grande, que todos lo querían. Tenía luces, resortes, frenos, en fín, lo hice muy completo.
Cuando lo terminé, le dije a mi madre, ya terminé mi camión.
En ese momento me dijo, hijo, recuerda cuando me pidió un camión?, y yo le dije, algún día lo tendrá. Hoy lo tiene, y lo más importante, que lo hizo con sus propias manos, y de la forma que usted lo quería.
Esto me enseñó que en ocasiones no podemos tener lo que queremos, pero llega el momento que se nos dá y con creces.

Por eso digo, mi madre, que mujer, Dios la tenga en su gloria.
Dios bendiga a todas las madres todos los días, porque todos los días son madres.

Autor: Hugo Méndez

admin

Algo de programación en Access, diseño web y principalmente electrónica.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *