Para todo aquel que lucha diariamente para poder darle a su familia una vida, si no llena de riquezas, al menos vivirla decorosamente y sin mayores limitaciones.

A las mujeres que trabajan, aportando con su esfuerzo, una mejor calidad de vida al núcleo familiar, a las que diariamente realizan las tareas domésticas, preparando los alimentos, lavando la ropa, limpiando la casa y todo lo relacionado con esta ardua tarea.

Para todos los menores de edad que por diferentes causas tienen que convertir su tiempo de juegos en un trabajo para ayudar con la economía familiar.

Para todos, que en compañía de sus seres queridos, disfruten de un merecido DIA DEL TRABAJADOR