Frases célebres de Abraham Lincoln

Abraham Lincoln
Abraham Lincoln (12 de febrero de 1809 – 15 de abril de 1865) fue un político y abogado estadounidense, el 16º (1861-1865) presidente de los Estados Unidos, y el primero en serlo por el Partido Republicano. Se lo recuerda por restaurar la unidad federal de la nación al vencer a los Estados Confederados de América y por terminar con la esclavitud en los Estados Unidos.

He aquí algunas de sus frases célebres:

¿Acaso no destruimos a nuestros enemigos cuando los hacemos amigos nuestros?

Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años.

Casi todas las personas son tan felices como se deciden a serlo.

Deja que la virtud engalane tus pensamientos.

El conocimiento es la mejor inversión que se puede hacer.

Es difícil hacer a un hombre miserable mientras sienta que es digno de sí mismo.

Es más fácil reprimir el primer capricho que satisfacer a todos los que le siguen.

Ha sido mi experiencia que gente que no tiene vicios tiene muy pocas virtudes,
Hay momentos en la vida de todo político, en que lo mejor que puede hacer es no despegar los labios.

La democracia es el gobierno de la gente, por la gente, para la gente.

La mejor justicia no siempre es la mejor política.

Los dogmas del quieto pasado no concuerdan con el tumultuoso presente.

Más vale ceder el paso a un perro que dejarse morder por él.

Medir las palabras no es necesariamente endulzar su expresión sino haber previsto y aceptado las consecuencias de ellas.

Ningún hombre es demasiado bueno para gobernar a otro sin su consentimiento.

Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.

Recuerda siempre que tu propia resolución de triunfar es más importante que cualquier otra cosa.

Si pudiéramos saber primero en donde estamos y a donde nos dirigimos, podríamos juzgar mejor que hacer y como hacerlo.

Suavizar las penas de los otros es olvidar las propias.

Tengamos fe que la razón es poderosa; y con esa fe, avancemos hasta el fin, haciendo la parte que nos toca, siguiendo siempre la verdad.

Tiene derecho a criticar, quien tiene un corazón dispuesto a ayudar.

Todos los hombres nacen iguales, pero es la última vez que lo son.

Yo no sé quien fue mi abuelo; me importa mucho más saber quien será su nieto.

admin

Algo de programación en Access, diseño web y principalmente electrónica.

You may also like...

2 Responses

  1. wilson dice:

    Debería poner la fecha de cuando las dijo para ser mas preciso, si no solo se puede decir que el las dijo o uso de otra persona…. y no queda la forma de compararlo.

  2. Muy acerada su opinión “Todos los hombres nacen iguales, pero es la última vez que lo son.” Todo ser humano nace desnudo y descalzo, sin ideas preconcebidas ni ambiciones. Luego vienen las diferencias entre ellos y cada ser humano es un mundo diverso que quiere hacerse valer. Ernesto Gutiérrez Pino, Las Tunas, Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *