El toro

El toro
Un campesino tenía un toro reproductor, el mejor toro de la región. Ese toro era su único patrimonio y su sustento. Los hacendados locales descubrieron que el toro era el mejor reproductor de la zona y comenzaron a alquilarlo para cruzar sus vacas, comprobando que de ese cruce salían los mejores becerros.
Además era rendidor y rápido no perdonaba a ninguna vaca que le pasara cerca, y parecía que nunca se cansaba de engendrar. Un día los hacendados se reunieron y decidieron comprar el toro para no depender más del campesino. Un representante fue y le dijo “Ponle precio a tu toro que te lo vamos a comprar”.
El campesino que no quería perder su fuente de ingresos, dio una cifra absurda para que fuera rechazada.
Los hacendados se quejaron al alcade por el precio del animal, y este, sensibilizado por el problema, compro el toro con fondos municipales, registrándolo como patrimonio municipal y poniéndolo al servicio de toda la comunidad.
El día de la inauguración de los servicios, los hacendados trajeron sus vacas para que el toro las preñara, le pusieron la primera, y nada. “Debe ser la vaca” – dijo uno – “es muy flaca”.
Le trajeron una gran campeona holandesa, el toro la olfateo, y nada. Le pasaron el rodeo entero y el toro ni se inmutó.
El alcalde furioso llamó al exdueño y lo increpó a solucionar el problema… pues se había gastado el dinero de los contribuyentes y no quería pensar que todo era una estafa más.
El campesino se acercó al toro y le habló al oido: ¡¡Que haces hermano!!, ¿no quieres trabajar?.
El toro lo miró largamente y desesperezándose le respondió:
¡¡¡No me molestes hermano!!!…
¡¡ahora soy funcionario público!!

Nota: Este mensaje me fue enviado hace algunos años por alguien y no tengo idea quien es el autor, ya que en el original ( formato ppt ) no consta ningún dato.
El original se puede descargar de:
http://www.aquiguatemala.com/mensajes/eltoro.zip

admin

Algo de programación en Access, diseño web y principalmente electrónica.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *